18 de abril de 2013

#MiPalacete

A veces te pilla la inspiración a mediados de Abril.
Otras veces te pilla metida en la cama, y otros días, da la casualidad de que estamos en Abril y estoy a punto de soñarte.
Entonces tiro de lápiz y agarro el único libro tuyo que ronda por la mesita.
Miro por la ventana y huele a feliz y a corto. Y escribo.

Es lo malo de las cosas buenas. No sé como lo hacen, pero saben volar.
Y te encuentras con cuatro corazones, (o cuatro habitaciones, para que me entendáis) volando como si Octubre tuviera complejo de cerca.
Y entonces, aparece el sofá verde mientras suena la lista de reproducción de las tardes de cocina.
Y miras los secretos que tenemos guardados en las esquinas, algunos segundos un poco perdidos, para de vez en cuando encontrarse. Como el papel de liar en los cajones, o el recuerdo que va dejando un lugar cuando pasan los días y cuando pasa la gente. Como los que se conocen nuestro invierno o los que vienen de pasada. O los que no viven ahí porque no duermen, pero siempre están. Por los que fueron una vez y robaron un trocito de almohada. O por los que llegaron una noche y se llevaron un corazón.
Simplemente, por cada uno que ha dejado su trocito de magia.
(Y por las cuatro que venimos incluidas, también)

Como vuelan las cosas buenas cuando les da cuerda el amor.
Que rápido se me escapa Madrid, cuando llega la primavera.

6 comentarios :

La chica de los chicles dijo...

La forma que tienes de escribir me enamora. Me encanta el "es lo malo de las cosas buenas, que no se como lo hacen pero saben volar"
Qué tendrán abril y las calles de madrid

Alejandra de Sande dijo...

¡Fantástico! :)

Anónimo dijo...

Amo como escribes y la inspiración que le pones a cada uno de tus textos.. Quisiera saber como se llama el libro que aparece en la foto de arriba? Gracias.

Anónimo dijo...

Que rápido se me escapa Madrid cuando llega la primavera. Cuanta razón tienes, como siempre.

Sofi dijo...

Me encanta cada entrada que haces,escribes maravilloso y muy lindas cosas. Que libro estas leyendo?
Besos desde Argentina!!!

Tio Antonio dijo...

La inspiración es caprichosa. A mí me suele venir en el momento más inoportuno.

Besitos.

Entradas