21 de marzo de 2013

Siempre hay miedo de andar y no llegar a ningún sitio.


El enrevesado arte de la dialéctica destructiva. Así me ayudaba Risto Mejide en mis caminos a la universidad, donde la muerte no me acompañaba pero sí la ambición en decadencia.
Cuando estaba triste solía ir andando hasta Argüelles y conseguir asiento en la Línea 4 para poder comerme la cabeza a gusto.
Cada tres de cuatro veces me pillaba en casa y encima lloviendo. Entonces sólo me dejaba salvar por el cuero verde del sofá y la caja tonta.
Entonces me lío el tercero para seguir volando, o en realidad para seguir llenando el vacío que me están dejando los días. Algo así como suavizar de mentira el golpe de una ostia.
Pero un miércoles me da por admitir que estoy triste. Que he ido a la universidad y una página me ha dicho que si hay algo más triste que estar triste, es estarlo y no parecerlo. 
Confieso que me he ido andando al salir de clase. Me he chocado con la línea 4 y no he podido esquivar el golpe con el tiempo.
Con marzo de hace doce meses, con un zulo que llenamos de vida, con un futuro incierto y un junio encendido. 
La próxima parada es prosperidad y la siguiente sigue siendo nuestro sofá verde. Después será el cuarto que me lío, la segunda lágrima del día y el tercer test suspenso de la autoescuela.
Y así siguen comiéndose las manecillas del reloj las horas, mientras espero nada que me solucione todo con un simple algo.
Que bonito eso del enrevesado arte de la dialéctica destructiva ¿No?

5 comentarios :

Alvaro Pinilla dijo...

No sabes lo inspiradores que resultan tus textos, sobre todo en noches como esta, donde la almohada no te contesta, y tu ya no sabes si dormir con ella o sin ella soñar...

Gracias por tus textos :)

L a u dijo...

Una entrada impresionante, sigue así. Alegras la vida, ojala todos pudiéramos plasmar lo que sentimos tan bien como lo haces tú en tus entradas. Un beso :)

L a u dijo...

Una entrada impresionante, sigue así. Ojala todos supiéramos plasmar tan bien lo que sentimos como lo haces tú en tus entradas. Un beso :)

bull dijo...

Tu destrucción a mi me parece tan inspiradora... Cuando te leo, siempre me dejas pensando, para bien o para mal, lo importante es que cumples con el cometido de traspasar esta pantalla.
Saludos.

Lau_a ras de suelo dijo...

Me encanto esta entrada como siempre Agri, para estos dias que describes Risto es lo mas.
Un besito =)

Entradas