4 de marzo de 2013

Desvivirse por vivir.


Paso de página mientras aparcas el coche.
Pienso en diferido cuando sales del ascensor.
Tu lengua, eléctrica en mi oído. 
Fuera es invierno, aquí hace calor.
Tus ojos, se clavan. Humildes, marrones.
Limpias las penas ensuciando los pulmones. Vuelas desde el sofá.
Un par de caladas reaniman el miocardio.
Vivir entre semana,
desvivirse los domingos.
Viernes y cambio mi rincón favorito por la ciudad pequeña que palpita vacía.
Los malos tragos mejor con la copa llena.
Bebo de más y las quiero más aún.
Vuelve Madrid,
Aparco mis historias. 
Vuelves a aparcar el coche en la puerta del portal.
Ascensor y edredón desordenado.
Como cuando hay medios pero no hay motor.
Como cuando hay opciones y prefieres cagarla.

Porque mientras nada te importe de verdad,
Todo irá bien.



Que ya sabéis que dicen, 
no hace falta ser perfecto,
sólo hace falta ser feliz.

8 comentarios :

Anónimo dijo...

Te diría que es increible como todas las anteriores,que cada dia te superas más y que tus palabras me llegan a lo mas profundo pero eso se te queda corto.

bé. dijo...

No puedo decir nada que no haya dicho ya. Perfecto.
Un beso.

bull dijo...

Ser perfecto no es una virtud... Ser feliz parece igual de complejo pero ello si es digno de presumir...

Siete dijo...

Increible.. Me gustaria saber el blog de tu amiga mery. Un beso

PALOMA dijo...

"Viernes y cambio mi rincón favorito por la ciudad pequeña que palpita vacía"
Si te refieres a Valdepeñas, sí, pero vacía vacía viernes, sábado y domingo... es increíble la tristeza que hay en el pueblo el fin de semana, con lo que ha sido este pueblo...
¡Qué bien expresas, en una sola frase, el ambiente del pueblo en un fin de semana de invierno!
Esperemos que con el verano la cosa cambie...

Un abrazo,
Paloma

Anónimo dijo...

Soy tu fan <3

Alejandra de Sande dijo...

Más que perfecto :)

bull dijo...

Yo tambien prefiero la copa llena, asi que... Salud!!

Entradas