3 de febrero de 2014

Tenemos todo el cielo del mundo.

Las cosas que funcionan, no siempre marchan bien.
Funcionar significa que continúa realizando sus acciones como siempre.
Que marche bien, es que esas acciones sigan dando buenos resultados.

Nuestro amor siempre funciona,
pero a veces,
no marcha.

Puede que seamos dos corazones complementarios, que sólo afloran intentos de sentimientos cuando se enfrentan.
Y cuando se quieren, se quedan callados, haciendo que lo que marcha bien, pierda velocidad.

Somos un amor lleno de duda y distancia. Somos dos vidas paralelas que sabemos crecer sin tocarnos, pero cuando nos tocamos, crecemos todavía más.
Corremos cuando estamos juntos, porque el tiempo nos echa una carrera en cada estación.
Somos lentos, puede que eso nos mantenga mucho tiempo en pie. Nunca me has dejado subir dos escalones seguidos para aprender a no tropezarme con mis prisas. Pero siempre me has llevado de la mano, y por eso, tenerte, implica algo más importante.
Soy un corazón que ha viajado por la certeza del destino, que me he hundido en amores profundos y he creído en todos ellos.
Y tú viniste de la superficie, para bajarme del cielo.
Parecías como el soplo de aire que siempre faltaba, y que acaba quedándose aún sabiendo que somos incompatiblemente temporales.
Y por eso a veces me pregunto,
si soy yo, que te necesito más de lo que me quieres,
o tú, que no me quieres todo lo que sabes.

Hay amores que trabajan por costumbre y no por emoción. Que tienen razón de ser, pero siguen esperando que una boca les diga una razón de estar.
Hay muchas maneras de querer, y más vale querer callado que regalar el corazón y que sea de mentira. Por eso, creo en ti.

Porque hay amores que no nacen, pero si crecen. Que no surgen de un capricho, pero surgen de un ¿Por qué no?
Nuestro amor es como subirse a un avión a punto de despegar.
A veces, parece que planeamos, pero todavía no hemos echado a volar.

Aunque, ¿Sabéis una cosa?

Tenemos todo el cielo del mundo.


12 comentarios :

Alicia. dijo...

Tan genial como siempre Agri :-)

mqm dijo...

"Somos un amor lleno de duda y distancia. Somos dos vidas paralelas que sabemos crecer sin tocarnos, pero cuando nos tocamos, crecemos todavía más".
Cuánto me identifico con esta frase, Agri..felicidades una vez más por transmitir tanto.

Besos desde Sevilla ;) de parte de una niña tímida que por culpa de la timidez no te saludó aquel día jaja

mqm92.

Carla dijo...

INCREÍBLE. Como siempre.

Carla dijo...

INCREÍBLE. Como siempre.

Ornella. dijo...

Siempre con las palabras que te llegan, que te saben transmitir! Me encanta!
Un besito :)

Josefina dijo...

hacia mucho no entraba a tu blog. que hermosa entrada! y es verdad, algunos amores funcionan pero lamentablemente, no marchan. besos

Anónimo dijo...

http://seashelleye.blogspot.com.es
nombre tomado de Julia, de los beatles. Escribiendo desde siempre, publicando desde ayer...

#RAÚL dijo...

Me dejas sin palabras, como siempre. Es increible que cada vez que te lea se me erice la piel. LLevaba tiempo sin leerte, y me has emocionado, una vez más. Llegarás muy lejos y lo sabes :)
Un beso agri (L)

Dulce introducción al caos dijo...

Increíble que escriban personas que transmitan tanto. Enhorabuena:)

Jorge Ampuero dijo...

En definitiva, el amor es la más intensa contradicción que podemos experimentar en la vida.

Besos.

Anónimo dijo...

Cuando nos obsequiaras con uno nuevo?

Anónimo dijo...

Increíble tu blog. Enhorabuena

Entradas