2 de agosto de 2012

Días contados.

Diez pasos. Puede que en el noveno tropiece y se eche a reír.
Se acerca a ti con su mirada inconfundible. Se inclina y te besa.
Se sube en el coche sabiendo que los momentos están contados, que aquella complicidad está llena de imposibles.
Son dos disparos sin respirar, uno que la roza y otro que acabará con vosotros.
Te dejarás las costillas desgastadas en tres asaltos antes de llevarla a casa, pero ella sabe hasta donde llega la verdad, `aunque no donde llega tu hipocresía.
El olor de su pelo en el asiento de atrás se mezcla con el perfume de siete años de mentiras. Después de tanto tiempo, se pregunta por qué no entiendes a las personas.
Por qué no entiendes que los momentos que de verdad amas se llevan en las venas. Que sólo se trata de sentir más y calcular menos.
Si no te salen los planes, no le quites a ella esa sonrisa inconfundible de la boca, porque al final de la partida, siempre pierde quien debe perder.
En este caso, la partida acaba de empezar. 
Ella echa a andar. En menos de cuatro pasos se habrá inclinado para besarte. En menos de dos días no podrá vivir sin ti.
Esta vez no va a tropezar, porque tiene cinco corazones que la sujetan.
Son dos disparos. Uno que la roza y otro que acabará contigo.
Serán días contados, si al tercer asalto, aún no sabes que le importas de verdad. 

4 comentarios :

La chica de los chicles dijo...

me encanta tu forma de escribir, en serio. Este texto describe muy bien las relaciones, yo creo, es como ir dando pasos de ciego sin saber muy bien a donde pero con la esperanza de que el otro te guíe

Saludos de la chica de los chicles(:
http://lachica-deloschicles.blogspot.com.es/

Aprendiz de moda dijo...

Bonito texto!!
Si quieres, puedes pasarte por mi blog! Lo abrí hace nada y ando en ello XD
http://aprendizdmoda.blogspot.com.es/
Saludos! :)

A g r i p i n a. dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

menuda frente tiene tu amiga, maja.

Entradas