17 de noviembre de 2011

Para ella.


 
La vida la miró. Le regalo el amor de su vida en forma de barba blanca y ojos verdes.
Le regalaron un instinto especial, un dieciocho de enero y un sí que se convirtió en más de veinte años de besos multiplicados por tres.
La voz que volvía loca a cada mujer que se sentaba a escuchar, era voz de una sola mujer. La del cubata de ron en la esquina de la barra. La que dejaba marca de pintalabios en la copa y sostenía un Marlboro en la mano derecha. La que agachaba la cabeza, levantaba la mirada y en una calada honda sentía el amor que se respiraba en aquel pub.
De madrugada se abría la puerta del tercer piso donde pasaron muchos inviernos. Y entonces sus vidas se multiplicaban por cinco.
Me llamaban la princesa de la casa, pero ella era la reina. Conducía el alfa romeo rojo, se miraba en el retrovisor y se iba al fin del mundo conmigo de copiloto. Realmente, me llevaba al colegio, pero nadie lo hacía con más cariño que ella.
La vida pasaba entre matices y con alguna tormenta imprevista como en cualquier familia.
El rastro de sus cinco vidas se perdió una tarde por la avenida de la pequeña ciudad. El coche lleno de cajas, fotos y primaveras. Y una casa donde pudiera caber tanto amor.
Seguían pasando los otoños hasta que llegó el octubre que nunca quisimos.
Ella ya no fumaba Marlboro y no le hacía falta pintalabios para que sus besos dejaran huella.
Bastaron cuatro meses para que la vida se llevara a su amor. Bastó un otoño triste y una navidad que no era navidad si sólo éramos tres.
Se apagó la voz y la casa se le quedó grande. Le sobraba cama y le faltaba calor.
Todo cambiaba. Los coches aparcados en la puerta y el olor de su perfume.
Seguían sobrando rincones, seguían faltando sonidos.
Y pasaron dieciochos de enero y veintiochos de octubre. Pasó de todo hasta que decidió vestirse de domingo y darse a la fuga. Salió el sol, esta vez por el ombligo.
Decidió montarse en esa moto, acelerar y darse cuenta que la vida le había devuelto ese trocito de amor que le faltaba.

P.D: Te quiero.

25 comentarios :

Itsel dijo...

Divino :=)!

Miss sunshine dijo...

Vaya, esta es mi historia, la de mi madre tambien y la de su amor, y de como nos quedamos solo tres. Solo que en mi historia octubre es julio, y las navidades que no seran navidades llegaran el mes que viene, y ella aun no ha conseguido recuperar un poco su trocito de vida. De verdad, realmente bonito, dentro de lo triste.
Un beso, Agri

Miss sunshine dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
bé. dijo...

Realmente precioso.

Nat dijo...

Yo solo espero que ella haya leído esto, porque si yo fuera ella y tu mi hija te bañaría en lágrimas y comería a besos.

Increible como juegas con las palabras, las moldeas y salen obras de arte.

:)

maikomachines dijo...

Que bonito :)

Mai

nuncamasseremosdos dijo...

Increíble texto, se me han saltado las lágrimas...
Me alegro que haya podido recuperar ese trozo de amor, aunque creo que en estas ocasiones el amor mas profundo y verdadero quedara en el recuerdo y ese, es el que le hará ser feliz como ya le hizo tiempo atrás.

Un besito:)

Silvia dijo...

Es preciosa la entrada (L)

Inestabilidad Mental dijo...

Sinceramente, he sentido ganas de llorar de tristeza. Es increíble lo que llega a marcar la falta de un ser querido, del SER QUERIDO, con mayúsculas. Admiro a tu madre, capaz de salir del pozo en el que se hundió ese indeseado Octubre.
Te admiro a ti también, por ser capaz de plasmar tantos sentimientos en unas cuantas líneas. Eres increíble escribiendo, te lo juro.
Un beso.

ALBA dijo...

Llevo mucho tiempo leyendo tu blog, pero nunca me había atrevido a comentarlo. La entrada de hoy, sinceramente sin palabras. Tienes un don, no escribes con la tinta del boli... escribes con el corazón . Un beso enorme.

Paloma dijo...

Madre mía, Agripina, la carne de gallina se me ha puesto... y hace ya un rato que lo leí... vas a ser una escritora im-presionante (que diría nuestro querido Jesulín)... Un abrazo,
Paloma.

The Twisted Cool Rocker dijo...

Guau. Tu madre debe estar encantada, ¿no? Esa un texto precioso, Agri,

KiSSeS!^^

Natalia dijo...

El texto es divino!! Me gusto mucho,me emocione. Me gusto mucho como escribiste. Y seguro tu mama esta orgullosa de vos

elcielocomolímite dijo...

Sin palabras Agri,me encanta leer este tipo de textos,sabiendo algo de tu vida en persona.Nos vemos pronto,un beso.

Estrella dijo...

Me encanta como escribes, tremendo!
Pero no me cuadra con lo poquito que se de ti, ohe interpretado mal el tezto, te falta tu madre?

MT♥ dijo...

Sin palabras, has trasmitido muy buen todo lo que querias decir, se me ha quedado la piel de gallina. Espero que haya visto esto madre, porque vamos, es precioso.

Martita dijo...

Las lágrimas se me caían ya a la mitad.
También es la historia de mi madre, pero en un mes de agosto y unas navidades que aun nos quedan por superar. Bonito amor el suyo.
Como siempre, tú genial
Muáa!

Antía Kaulitz. dijo...

Great text! ♥
I love your blog, amazing:)
Follow u, xx

Cloilet dijo...

Oooh las madres <3 no hay nadie tan confiable como una madre ^^
Nosotros también quedamos 3 en Octubre

Anndrea dijo...

Las madres son lo mejor que hay:) Me encanta esta entrada que trasmite tanto amor y ternura. un besito guapa:)

Paula dijo...

me quedo sin palabras, siempre

equilibristasincirco dijo...

Este texto realmente me ha emocionado, en especial porque todos los que hemos sufrido alguna vez la pérdida de un ser querido hemos tenido la esperanza de salir alguna vez del pozo y por lo que veo tu madre pudo hacerlo :)
Te sigo!

Aldana Melgrano dijo...

Que lindo texto, me ha emocionado hasta las lagrimas.. Es la historia de mi vida también, solo que tu triste octubre es mi triste marzo.
Besos tu blog es genial.

Anónimo dijo...

Me has hecho llorar...de emocion.PRECIOSO,sin duda.Seras una gran escritora.

Paloma dijo...

Por si echas de menos el pueblo....
http://pamarquez.blogspot.com/
(última entrada)...
Un abrazo,
Paloma.

Entradas